Testimonios

Soy Juanjo y junto con mi mujer, Ana, somos recién graduados en el método Silva en el último curso que impartiste en Valencia. Queremos darte las gracias muy especiales. Ha sido un curso excepcional y lo has impartido de manera extraordinaria. Nos ha impresionado mucho tu excelente cualificación docente y tu excepcional faceta como persona. Tanto mi mujer como yo somos, como recordarás, psicólogos y doctores en psicología. Hemos asistido a muchos cursos de muy diferente índole tanto en España como en el extranjero. Yo tengo 57 años y Ana, mi mujer, es un año más joven. Hemos escuchado a muchísimos y muy distintos profesores. Algunos muy buenos. Sin embargo, hasta ahora, no habíamos conocido nadie tan excepcional como tú, tanto en lo profesional como en la extraordinaria vertiente humana que nos demostraste. Eres un verdadero Maestro no sólo en Artes Marciales sino también de cómo afrontar con rumbo y norte la vida. Un verdadero Coach con mayúsculas!! A partir de anteayer, el pasado domingo por la noche, trataremos de seguir tu ejemplo, en la medida de nuestras posibilidades. Hemos escuchado hasta hoy tres de tus meditaciones guiadas: la de la relajación física y mental y las dos sobre la Autoestima. Son fantásticas!! Hemos practicado Mindfulness, Meditación Transcendental y Reiki. Estamos acostumbrados a hacer relajación. Sin embargo, tu material es el mejor de todos cuantos hemos tenido a nuestra disposición y escuchado sin lugar a dudas. Está muy trabajado y se percibe. Parafraseando lo que nos dijiste en el curso, que está pensado de corazón a corazón. Muchísimas gracias, Luís, por el excelente curso y por tu increíble y maravilloso ejemplo. Repetiremos el año próximo cuando vuelvas a impartirlo. Desde el pasado domingo nosotros hemos ganado un Maestro del método Silva y de la Vida misma. Y eso, apreciado Luís, no tiene precio. Mil gracias de nuevo. Un fuerte abrazo.

Juanjo Moreno - Doctor en psicología

El curso de Método Silva impartido por Luís Pérez Santiago ha sido un antes y un después en mi vida. Desde entonces, las mismas herramientas que me aplico personalmente y veo que funcionan, las aplico también a los clientes en mis sesiones de coaching. He llegado a ver por ejemplo como algunos de ellos han conseguido aumentar el nivel de concentración en situaciones de estrés laboral o en épocas de exámenes, aumentar su confianza para hablar en público o superar el insomnio. El cerebro humano tiene más capacidades de las que utilizamos a diario y con métodos como éste podemos aumentar las habilidades hasta límites insospechados, demostrado por la neurociencia y la física cuántica. Hacer este curso de la mano del admirable e incansable Luís, es sin duda toda una aventura que te hará ver hasta dónde puedes llegar.

Eva María Arrabal Martín - Coach y Asesora para la Superación Personal

El curso ha sido muy provechoso para mi, ya no tengo problemas para conciliar el sueño, no he tenido ni un dolor de cabeza, mi lenguaje positivo mejora y también soy capaz de recordar mi último sueño al despertarme. También he podido ayudar a mis hijos con sus pequeños miedos. Controlo mejor mi carácter y mis relaciones personales son más sinceras, y también estoy más a gusto en mi trabajo. Sin embargo, esto no acaba más que empezar.

Gema García - Alumna

Ha sido un placer compartir contigo este fin de semana aprendiendo más sobre el Método Silva. Sin duda la manera en que lo haces es excepcional. Es posible que el programa sea el mismo, pero tú le das un toque especial.

Francisco Esteban - Alumno

Noto que el curso me ha dejado un gran poso, porque aplico una y otra vez las diferentes técnicas y pensamientos. Es verdad que hay un antes y un después. Mil gracias y espero verte en la próxima.

Paz Díez - Alumna

He empleado el Método Silva para curar la ansiedad y salir de tratamiento médico. Lo mismo para la depresión, modificar sistemas de creencias asociados a ambas dolencias y construcción de nuevas creencias.

Anónimo - Alumno

Me has parecido una persona increíble, luchadora y que sabe transmitir la ilusión de las cosas ¡¡ERES GENIAL!! Haces los cursos muy amenos, divertidos y se aprende mucho. Además sabes ponerle ese punto de humor para que mantengamos la atención. Me alegro mucho de haberte conocido como instructor y de que vengas a dar los cursos a nuestra ciudad.

Rocío Pérez - Alumna

El curso estuvo muy bien, eres un excelente instructor y lo más importante: tu corazón está lleno de amor y tu mente de sabiduría. Logras impactar e inspirar la vida de los demás, no cabe la menor duda… Yo también quiero ser una campeona mundial!.. La campeona que día a día se perfecciona para ser la mejor para sí misma y para los demás!

Ana L. - Alumna

Hay soluciones para casi todo y básicamente el problema siempre está dentro de nosotros. No tengo palabras para agradecerte todo lo que he aprendido en el curso al que asistí contigo y la enorme disposición y generosidad personal que tienes, siempre atendiéndonos. Eres todo un motivo de inspiración y de seguir hacia adelante, ya que he podido sentir por mi mismo la tranquilidad y felicidad que se consigue cuando uno encuentra su camino y hace las paces consigo mismo. Tu eres un autentico ejemplo, realmente has encontrado tu camino y tu misión y yo estaré cerca de ti para que me ayudes a encontrar el mío. Muchas gracias por tu generosidad y como dicen los sabios ``el maestro aparece, cuando el alumno está preparado``.

Roberto Martínez - Alumno

El método Silva me ha ayudado a ser más positivo, más agradable y mucho más consciente de cómo mis creencias condicionan mis resultados; También me ha servido para seguir estudiando y ser más persistente en los estudios. Ahora mismo las cosas me van excepcionalmente bien y no quiero perder el interés de mejorarme día a día aún más. Éste es un buen punto de partida para aprender a superarte a ti mismo, sea cual sea tu nivel.

David Sánchez - Alumno

Me llamo María José. Hice el curso del Método Silva por primera vez en febrero del 2009. Fue un “autoregalo” de cumpleaños. Todavía recuerdo la primera relajación en la que nos guió Luis. Estaba muy cansada porque mi hija pequeña de año y medio dormía muy mal, con frecuentes despertares. Llevaba una temporada al límite de mis fuerzas, con el trabajo, los niños y esas noches en vela continuas. Tras esa primera relajación me sentí renovada, como cuando has dormido justo las suficientes horas durante varios días y notas una energía que te invade con ganas de comenzar nuevos proyectos y dando menos importancia a las preocupaciones y los pequeños escollos de cada día. Así que aquel día lo pasé relajada, con muchas ganas de hablar con mis compañeros de curso (algo raro también en mi ya que soy algo tímida e insegura en ambientes nuevos) y deseando por otra parte volver a casa y contarle a mi marido todo lo que había aprendido.
Cuando terminamos el primer día de curso comprobé de nuevo el poder de mi mente y el gran regalo que era estar haciendo ese curso. Tenía un miedo atroz a las rampas de garaje y había dejado el coche en el parking del hotel. Hasta entonces era habitual en mí pedir a alguien que me sacase el coche del garaje… me bloqueaba y solía quedarme a mitad de rampa sin saber qué hacer… Pero aquel día estuve un minuto en el coche, sentada, pensando cómo conduciría, qué haría e imaginándome ya en la calle de camino a casa… Y así fue… Le hice un pequeño arañazo al coche en una barandilla pero no me importó lo más mínimo… ¡lo había conseguido!
La semanas posteriores fueron muy buenas, tenía una sensación de tranquilidad perpetua, encontraba soluciones rápidamente y pocas veces me ponía nerviosa y aún así bastaba con recordar la sensación de paz de aquel fin de semana y mi cuerpo y mente se tranquilizaban de nuevo.
En el día a día, después de todo este tiempo, sigo utilizando las relajaciones. Cada vez es más fácil poner tu mente en ese estado de calma que te ayuda a ver las cosas desde otra perspectiva y a gestionar mejor tus emociones sin precipitarte. Me ayuda en el trabajo, ya que soy médico y en ocasiones me veo en situaciones muy estresantes, complicadas y dolorosas para el paciente y sus familiares. Transmitir ese estado de calma es una herramienta fundamental para mí y me ha ayudado a tratar de una forma global a los pacientes teniendo en cuenta no sólo su enfermedad aislada sino muchos aspectos personales que también se deben tener en cuenta en la curación y bienestar de cada uno.
Otras de las cosas que he conseguido es poder trabajar en casa y estudiar concentrándome rápidamente sin tener que exigir silencio absoluto o condiciones que habitualmente son complicadas de conseguir cuando uno tiene niños pequeños y muchas otras obligaciones. Antes de estudiar o ponerme a trabajar en algún artículo o investigación vuelvo a realizar una relajación y realizo una visualización. Me veo a mi misma concentrada, tranquila, teniendo buenas ideas y con el trabajo finalmente acabado y entregado, sintiéndome satisfecha. Gracias a esta forma de comenzar y acabar mis períodos de trabajo en casa he conseguido terminar muchas cosas pendientes que antes simplemente se quedaban aparcadas hasta una semana antes de la fecha de entrega y entonces venía el tiempo de las prisas, del mal humor, del estrés sin fin, palpitaciones, etc, etc… Creo que obvia decir que esta forma de “vivir” es mucho más sana para uno mismo y para la gente de tu alrededor. Y sí… por supuesto que a veces es complicado seguirlo, a veces se vuelve a la “andadas” y viene un período de estrés importante, pero se identifica antes y las herramientas aprendidas te ayudan a encauzar la situación rápidamente y encontrarte mejor antes.
El trabajo personal es importante pero lo que me gustaría explicar con mi testimonio es la capacidad que tiene Luis de transmitir. Su labor como instructor del método Silva es impresionante. El curso que hice en el 2009 se hizo corto, ameno, divertido. Después de tantas horas de intenso trabajo estábamos descansados, tranquilos y con un ánimo inmenso de retomar nuestras vidas con ilusión y con energía. Luis tiene una amplia experiencia personal y profesional con múltiples anécdotas y situaciones en las que ha podido aplicar todo lo que explica. Se podría decir que es una enciclopedia de experiencia práctica, no solo se sabe “la teoría”, y eso se nota en cada una de las cosas que explica, en su saber hacer y en el cariño y profesionalidad que pone en cada una de las cosas que hace y en cada una de las horas de clase que imparte. Creo que en todo lo que he aprendido y en todo lo que he aplicado en mi vida diaria para bien, ha puesto su grano de arena y sus alumnos, que son muchos, estarán de acuerdo conmigo.
Esta carta sirve para que lo conozcáis un poco mejor y de agradecimiento. Muchas gracias Luis.

María José Bosch Campos - Médico

El método Silva lo conocí hace 4 años, porque me lo recomendó un amigo que lo había hecho hacía muchos años, y que desde entonces, lo consideraba como la herramienta que más le ayudaba en todo momento. Lo mismo me ocurrió a mí, descubrí una herramienta muy sencilla y útil, que conforme más la utilizo (lo importante es utilizarla a diario, y varias veces al día, mucho mejor) más me ayuda a descubrir en mi interior las capacidades inmensas de aprendizaje que este método me ofrece, y a ir disfrutando de la vida con confianza, esperanza y determinación.
A Luis lo conocí asistiendo al curso del Método Silva que impartió en Valencia en el mes de abril de 2010. Me impresionó cómo vive el Método Silva, lo que nos transmite como enseñanza en el curso es su entusiasmo, confianza, responsabilidad y amor a la vida, que él vive practicando durante muchos. Su mensaje, es su vida, a través de su experiencia en la práctica de las técnicas que él enseña, con gran confianza, esperanza y responsabilidad, haciéndonos comprender que nosotros somos capaces de conseguir lo que nos propongamos, eliminando esas barreras mentales que obstaculizan y nos frenan en nuestro camino. Con él siempre te sientes acompañado, y motivado para seguir aprendiendo a convivir con los demás y descubrir en ti mismo las grandes capacidades internas que tenemos y aprovechar lo que la vida nos brinda.

José Félix Liberal - Director General Grupo Gelagri

Soy Diego Ruiz. Mi experiencia con Luis es muy positiva desde la primera vez que asistí a una conferencia de introducción al método Silva, quise saber más acerca del método y busqué la fecha y el lugar más cercano para hacer el curso. De esto hace ya cuatro años. Desde entonces he ido practicando las técnicas que se imparten en el curso con resultados muy positivos a lo largo de mi carrera deportiva y personal consiguiendo la mayoría de mis objetivos.
Las cosas llegan en el momento que tienen que ser y no cuando queremos, y a Luis lo conocí en el momento en el que yo no pasaba por una buena época deportiva, en la que casi decido dejar el atletismo. La energía que desprende en cada momento me hizo ilusionar otra vez por mi deporte, por los objetivos que podía conseguir y por todo lo que yo podía ayudar a la gente de mi alrededor a conseguir sus metas.
Mi mayor mejora ha sido el control del estrés y la calidad de sueño que tengo gracias al hábito de una buena relajación antes de dormir, lo que me permite levantarme con mejor ánimo y más activo para afrontar mi día a día. Que junto con la visualización me ha permitido anticiparme a ver problemas que de otro modo hubieran sucedido irremediablemente.
Desde principios del 2011 trabajamos juntos con la vista puesta en la gran cita que son los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Mientras por el camino en el 2011 hemos conseguido la clasificación del Campeonato del Mundo en Corea.

Diego Ruiz - Atleta de élite

Curso Método Silva

Curso de entrenamiento mental para mejorar tus capacidades intelectuales y personales y desarrollar habilidades que mejoren el bienestar físico y emocional.

¡Ver próximos cursos!